3 Décadas de Emprendimiento y Descubrimiento Personal

Desde joven creo en la necesidad de ser autónomo y administrar de forma efectiva mis pensamientos y emociones. Sin embargo, en un momento dado, casi sin darme cuenta, me veo enredado en las corrientes del mundo, siguiendo las costumbres y creencias de otros.

Es sorprendente comprender que la cultura enseñe el uso de máscaras y menosprecie expresar la esencia. Aquel niño inocente y transparente se ha convertido en una copia del mundo antes que en la persona auténtica que soñaba ser.

Finalizando la universidad comprendo que la educación desarrolla solo superficialmente las capacidades humanas. Además, me lleva sigilosamente a vivir dentro de rutinas y zonas de confort que mantienen oculto mi potencial.

Diez años como gerente en el sector industrial me permiten concluir que la cultura educativa y laboral, favorece la operación mecánica de la mente y desmotiva el aprovechamiento de la fuerza vital.

Como consultor, descubro estudios que revelan el dolor profundo que alberga la mayoría de personas ante la imposibilidad de mostrar su potencial interior y darle mayor sentido a la vida, debido al pensamiento heredado.

Sin obtener respuestas en los estudios tradicionales ni en los muchos conceptos de moda de crecimiento personal, continúo investigando por mi cuenta. Me integro a expertos para comprender el desarrollo humano de una manera amplia y práctica... verdaderamente integral. De este trabajo surgen herramientas de aprendizaje que abordan todas las dimensiones de la existencia humana y ayudan a crear transformaciones reales y duraderas.

Vivo agradecido por todas las oportunidades que nos han permitido probar nuestros programas con personas de muchas profesiones y variados ambientes empresariales, incluyendo más de 3.000 personas en situación vulnerable a través de contrataciones estatales.

En el 2006, obtenemos el reconocimiento como uno de los programas de transformación personal, asociación cooperativa y desarrollo emprendedor, con mayor impacto en le historia de la ciudad de Bogotá, capital de Colombia.

Muchas de estas herramientas están ahora en la Plataforma Virtual ADH Vital y sus Programas de Desarrollo Personal, Creativo y Emprendedor. A través de ellos, toda persona aprende a desarrollar, paso a paso, la mejor versión de sí misma, a balancear su vida personal y laboral e inspirar a otros a desplegar también sus potenciales. Más de 11.000 personas han recibido la ayuda de estos programas para encontrar bienestar en sus vidas.

ADH Trae Grandes Aprendizajes y Transformaciones a Mi Vida

Crezco en una familia con solvencia económica, sin opulencias pero con comodidades. En mis 20`s, tengo la oportunidad de dirigir la empresa que mi padre creó y con, relativa facilidad, comprársela con mis hermanos. Era una compañía que se encontraba en declive, pero multiplicar por 3 sus ventas nos permitieron pagarla.

Buscando un sentido más amplio a la vida, comenzando mis 30`s decido vender mi parte y dedicarme a la consultoría empresarial y financiera, a trader en la bolsa de Nueva York y a ayudar a la creación de proyectos online.

A mis 33 años, descubro que el verdadero sentido de la vida se encuentra en mi interior antes que en los objetivos materiales del mundo exterior. Eso hace que deje de darle tanta atención a la comodidad material y se la de al bienestar interior.

Nuevas experiencias, vínculos y viajes, me hacen decidir enfocar mi vida laboral en crear aportes valiosos para la humanidad y, en el 2004, fundo la Academia de Desarrollo Humano ADH como un mecanismo para dedicarme a lo que más tuviera coherencia con estos principios... intuyendo también que beneficiaría mi crecimiento personal.

Establezco una definición de ética como la meta de mi trabajo: "producir el máximo bien al mayor número posible de personas". Solo pasaron unos años para comprender que mi principal objetivo antes que cambiar el mundo requiere ser cambiar yo. También concluyo que el bienestar interior no está desligado de la abundancia material, sino de la codicia, los apegos, las dependencias y la vanidad.

En todos estos años, he obtenido logros y recompensas pero también atravesado por dificultades y cometido errores... eso sí, todos trayéndome aprendizajes significativos y en muchos casos cambios para mi vida laboral, personal, emocional y espiritual.

A medida que profundizo veo que ¡todo lo que necesito siempre ha estado en mí! Sin duda, la fuerza de voluntad y el desarrollo continuo de mis capacidades, con la guía certera para activarlas, son los principales recursos que tengo para tratar con las incertidumbres de la vida y alcanzar metas.

De cualquier manera, es cuando reconozco que mi potencial está más allá de mis pensamientos, o que realmente nunca puedo esperar saberlo todo, que las experiencias más grandes de la existencia suceden. Justo después que mi mente deja de resistirse o buscar y prefiere entregarse.

La Pregunta Vital

Responder a la siguiente pregunta se ha convertido en una necesidad vital:

¿prefiero dejar que mi potencial se marchite o tomar las riendas de mi destino y contar con la guía apropiada para identificarlo y desarrollarlo?

Mi decisión de dar más de mí y el apoyo experto me guían para reconocer y expresar mi fuerza vital, liberarme de temores, culpas o creencias limitantes, comunicarme de manera asertivas y auténticas, crear relaciones saludables y tomar decisiones con mayor seguridad.

Requiero cuidarme de apoyos superficiales o "light" del desarrollo humano que se centran en conceptos y fórmulas para alcanzar logros en pocos pasos, a menudo irreales, como mantenerse todo el tiempo feliz, exitoso o positivo. En muchos casos terminan alimentando la frustración y haciéndome creer que el crecimiento personal no funciona, paralizando el interés por dar más de mi y sumiéndome aún más en las zonas de rutina y de confort, mental y física.

Si desarrollo habilidades blandas, creciendo de manera integral y continua, puedo administrar con eficacia los altibajos reales que todos experimentamos y balancear la vida personal y laboral.

Cuando convierto el automejoramiento en un hábito, evito que las corrientes del mundo me lleven a su antojo. Aumenta mi comprensión y despliego mis capacidades. Pienso y actúo con asertividad y consistencia.

Hoy reconozco que si adquiero la valentía de un guerrero y las destrezas de un equilibrista, asciendo en la vida con agilidad y seguridad. En las caídas o faltas comunes a todos me levanto, aprendo y sigo adelante; en los logros también aprendo, agradezco y celebro. Cada paso que doy me va llevando a un reencuentro cada vez más profundo conmigo mismo y con mis capacidades mejoradas, incluso así dude de ellas.

Alejandro Joanz
Fundador ADH

¿Qué es la ADH?

Es un sueño realizado que cumple 17 años impulsando el desarrollo humano integral a través de entrenamientos y eventos, virtuales y presenciales, y materiales didácticos. Somos un equipo comprometido con el bienestar de sus estudiantes, que ya suman más de 11.000 y contando.

Un potencial humano desarrollado mediante el fortalecimiento de competencias blandas.

Apoyar la transformación interior en las personas fortaleciendo la capacidad de darse cuenta para impulsar el desarrollo humano integral y la humanización global. Crear una red de comunidades de aprendizaje apoyadas por programas de formación virtual y presencial. Contribuir al equilibrio en las varias dimensiones de la existencia.

Cerrar menú