Se Trata de Mí 

 Blog ADH

¿Cómo puede alguien en medio de sus actividades rutinarias recordar que es un humano, un individuo fragmentado, al que le ha sido otorgada una oportunidad de integración psíquica y espiritual? A medida que el ser humano se desarrolla desde el plano sensorial hacia el espiritual poco a poco va aprendiendo a ver más allá de las esperanzas y desilusiones, el dolor y temor, el anhelo de amor y miedo a la nada… y se da cuenta que lo que vivimos es relativo y temporal, siendo todo un efecto proveniente de una causa invisible desconocida.

Según la psicóloga española, Pilar Baselga, nuestros sistemas educativos han venido siendo manipulados desde la revolución francesa hasta hoy, impidiendo el desarrollo del potencial interior de un niño, un joven o una personal adulta. Desarrollar un talento, ser creativo o crecer espiritualmente, es minado por nuestra programación cultural la cual nos lleva a enfocarnos esencialmente en nuestras capacidades mentales y deja a un lado nuestra capacidad para expresarnos con plenitud desde nuestro verdadero ser.

“En todo el universo, en cada átomo de la creación, en el interior de todo ser humano, hay por naturaleza música reverberando”. Almamusic.org Hoy son más los músicos profesionales reconocidos que distinguen la diferencia entre la música producida por el universo, con la cual es posible conectarse y desde la cual surgen hermosas melodías de manera espontánea, y la música que es enseñada para reproducir o interpretar. Veamos la entrevista que le hacen a Vangelis donde destaca el concepto errado que ha venido creando la humanidad sobre la música.

Cada partícula del universo contiene música en su interior. Los científicos del observatorio astronómico de Japón han procesado y escuchado el sonido que producen diversas estrellas, encontrando que de ellas emanan melodías sublimes, en perfectas y hermosas armonías, que nos invitan a reflexionar sobre la majestuosidad del universo y los regalos de la Creación[1]. Escuchémosla en el siguiente enlace:

Estamos compuestos 99% de vacío. Todo y todos estamos hechos de átomos, que a su vez, están hechos de vacío con sólo un 1% de materia, correspondiente a los neutrones, protones y electrones. De hecho, el neutrón de un átomo, es del tamaño de un balón de fútbol en la mitad de un estadio. Aún más revelador, es que estas partículas de materia, están realmente compuestas por otras partículas subatómicas más diminutas, clasificadas en quarks y leptones, que están hechas a su vez, de vibraciones de energía[1].

La glorificación de la técnica y la razón, inducidas por la cultura científica y académica de los últimos siglos, han hecho que la capacidad para ser creativo se encuentre relegada a los laboratorios o talleres, dándole la importancia a las características externas que intervienen en la creación de inventos u obras y al análisis e interpretación que realice nuestra mente de ellos. Sin embargo, revelaciones científicas, como las descritas en el artículo: Nuestro corazón también “piensa”, están demostrando que podemos tener una mayor creatividad utilizando otras partes diferentes a nuestro cerebro

Novedosas revelaciones científicas están invitando al ser humano a descubrir los tesoros ocultos que existen en su interior, más allá de su cerebro, con los que podría desarrollar potencialidades insospechadas y construir una mejor calidad de vida. Los estudios de neurocardiología de la Universidad de Oxford[1], revelaron como nuestro corazón puede utilizar las 40.000 neuronas hasta ahora descubiertas, iguales a las de nuestro cerebro, para aprovechar más nuestras capacidades humanas, independientemente de nuestro potencial cerebral e, incluso, de nuestra edad.

Suscripción a Nuevos Post y Seminarios Gratuitos para Desarrollar Habilidades Vitales

    Mis intereses son:
    Crecimiento PersonalCreatividad y TalentoEmprendimiento
    Otro:

    Enviando este formulario, estás de acuerdo en recibir mensajes de la Academia de Desarrollo Humano, SAS. y Alejandro Joanz. Tu correo electrónico JAMÁS será compartido o vendido. Siempre tendrás la libertad de retirarte con facilidad.

    Cerrar menú